Información

Si se siente identificado con los que tienen ese temor reverente al Eterno, con ese respeto absoluto a la voluntad de Dios, entonces está llamado a ser un servidor de Él, tal como lo fueron en otro tiempo esos verdaderos hijos de Dios que están registrados en la Biblia en el libro de Malaquías 3:16-18: “Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. 17Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. 18Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve”.
Utilizamos principalmente la traducción de la Biblia Reina-Valera revisión 1960. Se ha escogido esta versión histórica por su reconocida fidelidad en la traducción de los textos originales al idioma castellano. Una recomendación fundamental: Como todo buen cristiano deberá proceder como lo hicieron los discípulos de Berea, leamos Hechos 17:11: “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”. Siguiendo este ejemplo, usted deberá verificar en su Biblia los versículos citados y su contexto; Si puede hacer comparaciones con otras versiones bíblicas, tanto mejor; Esto es recomendable debido a que en las traducciones pueden ocurrir distorsiones, producto de que algunas versiones son traducidas del hebreo al inglés y posteriormente al castellano, lo que indudablemente provoca imprecisiones. Otra razón no menor como fuente de error, es el hecho de que cada traductor puede tener una inclinación religiosa y ante una determinada situación puede ser influenciado y optar por una palabra inadecuada. Por último existen versiones que incluyen sin advertencia y entre los libros verdaderos libros apócrifos, es decir, no son reconocidos como auténticos, no provienen de una fuente confiable, como ejemplo los libros: 1-2 Macabeos, Daniel 13:1 en adelante, Judit, Baruc, Sabiduría, Sirácides. Dos versiones muy conocidas que incluyen libros apócrifos son: La Biblia de Jerusalén y La Biblia Latinoamericana.
Se recomienda que cada vez que desee aprender de la palabra de Dios, primero en oración (conversación) con sus propias palabras y en el nombre de Jesús de Nazaret, suplique al Padre que le abra el entendimiento, le de sabiduría, inteligencia y un limpio corazón. Se advierte que sólo los que se humillen ante Dios y apliquen su corazón a entender, serán oídos.
Finalmente tenga presente, Deuteronomio 6:4-9 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.8Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” (LOS 10 MANDAMIENTOS)

2 comentarios el “Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s