El Matrimonio, figura de Cristo y la iglesia.

Efesios 5.21-33 (RVR60)
21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.
22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;
23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.
25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.
32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.
33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

de compositordemente

1 Timoteo 2.9 (RVR60)

1 Timoteo 2.9 (RVR60)
9 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,

de compositordemente

2° MANDAMIENTO ( Éxodo 20:4-6)

2° MANDAMIENTO ( Éxodo 20:4-6) “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová A) (El Eterno) tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.”

de compositordemente

¿Los apóstoles celebraban Navidad?

Apreciados lectores, en el momento del nacimiento del Señor Jesús “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” (Lucas 2.8-14, RVR60).

Es importante tener presente esta información: Los pastores vigilaban sus rebaños día y noche mientras permanecían a la intemperie. La primera lluvia caía entre los meses de octubre y noviembre; los rebaños permanecían en el campo durante el verano. Según el relato bíblico los pastores todavía no habían recogido sus rebaños, lo que hace suponer que el mes de octubre no había comenzado, por lo tanto Jesús de Nazaret no nació un 25 de diciembre como lo dice claramente la enciclopedia Católica: “La fecha exacta del nacimiento de Jesucristo es totalmen­te desconocida”. La fecha más probable para el nacimiento del Señor estaría en torno a la fiesta de trompetas, esto es a mediados de septiembre, seis meses después de la fiesta de la Pascua.

Tenga presente que los apóstoles y la Iglesia primitiva jamás celebraron navidad, en esta fecha, ni en ninguna otra. ¡Y no existe en la Biblia mandato para hacerlo!

Entonces ¿Cuál es el verdadero origen de la Navidad?

En el Imperio Romano, las celebraciones de Saturno eran el principal acontecimiento social. Durante las fiestas llamadas saturnales, cada 17 de diciembre durante siete días se le honraba en la semana del solsticio de invierno del hemisferio norte. El Imperio Romano inspirado en Nimrod, su esposa Semíramis y su hijo Tamuz, y mezclado también con la adoración a la diosa Isis y a su hijo, introdujo en la Iglesia romana elconceptola imagen que actualmente se utilizada para dar culto aMaría y al niño Jesús. En esta incestuosa historia, Nimrod era tan perverso que se casó con su propia madre cuyo nombre era Semíramis. Muerto prematuramente, su llamada madre-esposa, Semíramis, propagó la perversa doctrina de la supervivencia de Nimrod como ser espiritual. Recuerde que: Nuestro Señor Jesucristo es el único que tiene inmortalidad (1 Timoteo 6:14-16). También se sostenía que de la noche a la mañana un gran árbol verde surgió de una cepa muerta, lo cual simbolizaba el nacimiento de Nimrod a una nueva vida. Semíramis declaró que: en cada aniversario de su natalicio Nimrod dejaría regalos en el árbol. La fecha de su nacimiento se estima el 25 de diciembre. He aquí el verdadero origen del árbol de Navidad. A esto podemos agregar que con tramas e intrigas, Semíramis se convirtió en la “reina del cielo” babilónica, y Nimrod, bajo diversos nombres, se convirtió en el “divino hijo del cielo”. Después de varias generaciones de esta adoración idólatra, Nimrod también se tornó el falso mesías, hijo de Baal. En este sistema babilónico, “la madre y el hijo” Semíramis y Nimrod (nacido nuevamente) se convirtieron en los principales objetos de adoración. Esta veneración de “la madre y el hijo” se extendió por todo el mundo, con variación de nombres según los países y las lenguas. Por sorprendente que parezca, encontrarnos el equivalente de la Madona ¡Mucho antes del nacimiento de Jesucristo! Como complemento tenemos el caso de Isis, “la reina del cielo” de la mitología egipcia, diosa de la fertilidad y de la maternidad. Según la creencia egipcia, era hija del dios de la tierra (Geb) y de la diosa del cielo (Nut), hermana y esposa de Osiris, juez de los muertos, y madre del dios del cielo; dios de la luz y la bondad, y dios del día (Horus), una representación era un niño con un dedo pegado a sus labios, conocida como Harpócrates entre romanos y griegos. El culto de Isis, Horus y Serapis se introdujo después año 86 a.C. en Roma durante el consulado de Lucio Cornelio Sila y llegó a ser una de las ramas más populares de la religión romana.

Para hacer más fácil que los romanos se pudiesen convertir al cristianismo sin abandonar sus fiestas al dios Saturno, el día de navidad fue oficialmente reconocido al rededor del año 345 d.C. cuando por influencia del Papa Julio l, San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianceno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Jesucristo. Desde entonces la iglesia madre y todas las que nacen de ella celebran la navidad.

¿Y el viejo pascuero?

“Papá Noel”, o “Santa Claus”, es el mismo “San Nicolás”, obispo católico del siglo quinto.

La Encyclopedia Britannica, edición 11, volumen 19, páginas 648-649, dice: “San Nicolás,  obispo de Mira, santo venerado por los griegos y los latinos el 6 de diciembre. . .Se dice que una leyenda según la cual regalaba clandestinamente dotes a las tres hijas de un ciudadano pobre… dio origen a la costumbre de obsequiar regalos en secreto en víspera del día de San Nicolás [6 de diciembre], fecha que después se cambió al día de Navidad. De allí la asociación de la Navidad con Santa Claus…” ¿Qué señal les damos a nuestros pequeños en navidad al contarles la mentira de “Papá Noel”, los “Reyes Magos” o del “Niño Dios”? ¿Por qué nos extraña que al llegar a la edad adulta también crean que Dios es un mito? ¿Qué tiene que ver con DIOS la historia del gordito con el disfraz de la Coca Cola entrando por la chimenea después de bajarse del trineo tirado por renos que vuelan? ¿Sinceramente cree que los niños son edificados con estas estupideces? ¡La navidad es la fiesta pagana que más ventas genera, y le sigue de cerca Halloween! Recuerde que: la raíz de todos los males es el amor al dinero (1 Timoteo 6.10)

Ahora que tiene esta información le aconsejamos: Salid de Babilonia y salid de la tierra de los caldeos, y sed como los machos cabríos que van delante del rebaño (Jeremías 50.8). Tome en serio la advertencia de Apocalipsis 18.4 “Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis  partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;”

Esperamos haber servido de bendición para su vida y para los que le rodean, si puede comparta esta información. Muchas bendiciones.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. (Hebreos 13.8 (RVR60))

Hechos de los Apóstoles 4.10-12 (RVR60)
10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.
11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.
12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Hechos 17.24-31 (RVR60)
24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,
25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.
26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;
27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.
28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.
29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.
30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

Hebreos 1.1-3 (RVR60)
1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,
2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

JESÚS Ἰησοῦς (iesous): es una transliteración del nombre heb. «Josué», que significa «Jehová es salvación»; esto es, «es el Salvador»

SEÑOR: Los traductores griegos de la Septuaginta (= LXX) utilizaron la palabra Kyrios (Señor) para traducir el nombre de Dios, el Tetragrámaton hebreo (YHWH), que los judíos no pronunciaban. Ese es el título más usado en el NT para referirse a Jesús, especialmente después que Éste venció la muerte con su resurrección y dejó así establecida su soberanía (Jn 20.28; Ro 1.3–4; 1 Co 12.3; Flp 2.9–11)

El Nombre de YHWH (Jehová) { יְהוָֹה Yejová (El) auto Existente)}; tiene como significado “Yo Soy el que Soy” Pero el abarcante sentido de este grandioso nombre, contiene la idea de auto existencia y de la eternidad de Dios por lo que puede ser traducido como el Eterno, pues esta palabra nos parece reverente y es la que, a nuestro entender, mejor expresa el significado del nombre de Dios.

TETRAGRAMATON: Término griego que alude a las cuatro consonantes, YHWH, con que se escribe en hebreo el nombre de Dios. Por su carácter sagrado, este nombre llegó a considerarse impronunciable. Los traductores no han llegado a un acuerdo respecto de la traducción o transliteración del término en versiones contemporáneas. Siguiendo la tradición establecida por la versión Reina-Valera, esta presentación ha conservado el nombre «Jehová» como transcripción de YHWH; Probables pronunciaciones: Yaweh, Yahue, Yahweh, Jehová, Yehovah, Jahweh, etc.

Isaías 7.14-15 (RVR60)
14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel (Dios con nosotros). 15 Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.
Isaías 9.6-7 (RVR60)
6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
7 Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.
Isaías 52.6-15 (RVR60)
6 Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.
7 ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!
8 ¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que Jehová vuelve a traer a Sion.
9 Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido.
10 Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro.
11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.
12 Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.
13 He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto.
14 Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres,
15 así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.

Isaías 53.1-12 (RVR60)
1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?
2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.
3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.
9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.
10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.
11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.
12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

de compositordemente

Exodo 20:12

Exodo 20:12 (Reina Valera 1960)

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

de compositordemente

Job 12:12

Job 12:12 (Reina Valera 1960)

En los ancianos está la ciencia, Y en la larga edad la inteligencia.

de compositordemente

Eclesiastés 12:1

Eclesiastés 12:1 (Reina Valera 1960)

1. Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

de compositordemente

Romanos 8.7-9

Romanos 8.7-9 (Reina Valera 1960)

7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él (por lo tanto: ¡No todos somos hermanos!)
¡No todos somos hermanos! “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él” (Romanos 8: 7-9)

de compositordemente